Cómo trabajamos_

La realidad es que es condenadamente fácil trabajar con nosotros. Una de las bases en las que se fundamenta nuestro proyecto, y lo ha hecho llegar hasta aquí, es trabajar de una forma basada en la confianza, la comunicación y la integración. ¿Sabéis que la mayoría de los proyectos de software no se terminan correctamente por no dedicar un tiempo suficiente a reuniones previas, toma de requisitos e identificación de objetivos? Nosotros prestamos especial atención a estas fases.

Analaizamos el caso con vosotros, codo con codo. Cuando trabajemos juntos debemos tener la sensación de formar un único equipo. No nos contratas, nos incorporas. Esto nos permite conocernos y conectar mejor con nuestros clientes, y saber así qué es exactamente lo que necesitan. Además, pensamos en soluciones robustas. Apostamos por relaciones largas que den como resultado herramientas sólidas y potentes. Hacemos tu software para que crezca y dure, cuantos más años mejor.

Definición del proyecto, toma de requisitos y necesidades_

La primera y más importante fase de un proyecto es aquella en la que definimos las tareas que se deben resolver, y la forma en la que deben ser resueltas. Que nuestro proyecto acabe teniendo todas las funcionalidades que necesitamos y definamos correctamente nuestros objetivos depende en gran medida de lo que desarrollemos en esta fase. Imaginad que pudiéseis escribir una lista de deseos... Los monos tenemos poderes con los que hacemos realidad las ideas de los humanos, así que este es el momento. Todo lo que se os ocurra, lo trataremos juntos durante esta fase para darle forma y convertir todo esto en la lista de tareas concretas que tendremos que ejecutar. Después comienza la elección de las tecnologías y soluciones más adecuadas para construir.

Construcción_

Aplicamos la metodología y tecnologías que más convengan a vuestro proyecto. Esto quiere decir desde entornos más ágiles a métodos más estructurados, según lo que hayamos podido observar en el análisis. Durante este proceso estaremos en constante comunicación. Siempre puedes llamarnos, hablar con cualquier integrante del equipo. Al otro lado no hay una máquina, siempre habrá una persona. Tened claro que nosotros mantendremos esta comunicación muy cercana porque tendrá una gran influencia en el resultado del proyecto.

Fase de pruebas y despliegue_

Cuando comencemos a tener resultados tangibles en el proyecto, se trate de un desarrollo, una auditoría de proceso, diseño etc. debemos compartirlo con vosotros. Si hay pequeños retoques que dar o depurar, será mejor atajarlos lo antes posible. Esto nos ahorrará mucho trabajo posterior y hará que, cuando el proyecto termine, esté totalmente cerrado y ajustado a lo que necesitáis. Es una fase en la que hay que trabajar codo con codo.

Retorno de la inversión_

Vamos a asegurarnos de que realmente obtenéis soluciones para vuestras necesidades. ¿Cómo hacemos esto? Tratando de ir de la mano del Retorno de Inversión. Y ya hemos metido un tecnicismo. Hablemos claro, que no nos gusta marear. Esto consiste en que nuestra inversión nos reporte soluciones a problemas reales. Es cierto que hay factores que no pueden medirse mediante números, algunos de ellos son intangibles o difíciles de calcular en cifras, pero debemos seguir esta máxima siempre. ¿Qué ganamos con todo este trabajo? Nos estamos asegurando de que todo lo que pensemos incluir en el proyecto nos va a devolver un beneficio. Así de claro. Vamos a ceñirnos a construir lo que realmente necesitéis y os aporte.

¿En qué podemos ayudarte?_

Aquí va el texto chévere que tenemos que pensar

Contáctanos